El color de la aurora boreal

¿Por qué las auroras boreales tienen diferentes colores y formas?

La aurora boreal se ve más a menudo en un llamativo color verde, pero también muestra ocasionalmente sus múltiples colores, desde el rojo al rosa, del azul al púrpura, del oscuro al claro. La razón por la que la aurora boreal se ve en tantos colores es que nuestra atmósfera está formada por muchos compuestos diferentes, como el oxígeno y el nitrógeno. Cuando las partículas cargadas del sol chocan con los átomos y las moléculas de la atmósfera terrestre, excitan estos átomos y emiten luz. Diferentes átomos emiten diferentes colores del espectro cuando son excitados. Un ejemplo familiar son las luces de neón que vemos en muchos letreros comerciales en nuestro mundo moderno. Las luces de neón contienen gas de neón. La electricidad fluye a través de estas lámparas y excita el gas de neón. Cuando el gas de neón se excita, emite un color rojizo-anaranjado brillante. Las luces de neón son la misma idea que la aurora, pero a una escala mucho menor.


Las causas de los diferentes colores de la aurora boreal en vídeo

Diferentes gases emiten diferentes colores cuando son excitados. El oxígeno a unas 60 millas de altitud da el conocido color amarillo-verde, el oxígeno a mayor altitud (unas 200 millas sobre nosotros) da la aurora roja completa. El nitrógeno iónico produce la luz azul y el nitrógeno neutro da el rojo pleno y los bordes ondulados. Imagine que la atmósfera estuviera compuesta por gas neón y gas sodio. ¡Veríamos auroras de color rojo-naranja y amarillo!


Vídeo de las auroras de colores

Estos son los elementos que hacen variar los colores de la aurora:

  • la composición de los gases de la atmósfera terrestre
  • la altitud a la que se forman las auroras
  • la densidad de la atmósfera
  • la cantidad de energía involucrada.

El color de la aurora depende del gas -oxígeno o nitrógeno- que sea excitado por los electrones, y de su grado de excitación. El color también depende de la velocidad a la que se mueven los electrones, es decir, de la energía que tienen en el momento de su colisión. Los electrones de alta energía hacen que el oxígeno emita luz verde (el color más conocido de la aurora), mientras que los electrones de baja energía producen luz roja. El nitrógeno generalmente emite luz azul. La mezcla de estos colores también puede producir morados, rosas y blancos. El sitio de oxígeno y el nitrógeno también emiten luz ultravioleta, que puede ser detectada por cámaras especiales en los satélites.
Las diferentes formas de la aurora son un misterio que los científicos aún tratan de
desentrañar. La forma parece depender del lugar de la magnetosfera del que procedan los electrones.
La forma parece depender del lugar de la magnetosfera del que proceden los electrones, lo que les hace ganar energía y por qué se sumergen en la atmósfera.


Los diferentes colores de la aurora boreal

  • Verde: La aurora boreal verde es la más comúnmente vista. Se producen cuando las partículas cargadas chocan con las moléculas de oxígeno a una altura de 100-300 km. El verde es a menudo el color de una aurora boreal.
  • Rosa y rojo oscuro: En ocasiones, el extremo inferior de la aurora puede estar teñido de rosa o de rojo oscuro. Esto se debe a la presencia de moléculas de nitrógeno a unos 100 km de altura en la atmósfera.
  • Rojo: A mayor altura de la atmósfera (es decir, entre 300 y 400 km de altitud), las colisiones con los átomos de oxígeno producen auroras rojas.
  • Azul y púrpura: Por último, las moléculas de hidrógeno y helio pueden producir auroras azules y púrpuras. Estos colores son raros porque se mezclan con los colores del cielo.

Aunque es posible predecir la aurora globalmente, no existen herramientas para predecir el color de la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *